+54 9 11 3200-7505  |  +54 (011) 4342-2521  |  consultas@perfumumbue.com.ar

Conocé los baños Hammam originales de la mano de Iván de Pineda.
11 ENE 2017

Conocé los baños Hammam originales de la mano de Iván de Pineda.

Los baños de Estambul: el hammam es el lugar de encuentro, reflexión y purificación

Hoy es conocida como Estambul, y es la urbe transcontinental más importante del mundo, además de una de las ciudades más vibrantes del mundo.

Y verdaderamente hay algo místico y misterioso en esta ciudad. 

Caminando por sus calles puedo respirar la lucha entre Oriente y Occidente, demostrada a través de fuertes hábitos y costumbres. 

Palacios, mezquitas, iglesias, torres, bazares, tal es la herencia de emperadores y sultanes que moldearon esta ciudad con sabiduría y megalomanía. 

Toda experiencia en esta ciudad no sería completa sin haber vivido ésta, una de las tradiciones más importantes que hay aquí. Heredado de los romanos, el hammam es el lugar de encuentro, reflexión y purificación tanto física como espiritual de los turcos.

Lo primero es el camekan, el hall de entrada. En un cubículo me despojo de mis ropas y me pongo el famoso pestemal, una especie de pareo turco, y unas sandalias. En la mano tengo un pequeño cubo con un pan de jabón y un cepillo grande para caminar a través del sogukluk, o espacio fresco, y llegar al hararet (espacio caliente). Aquí, el espacio está cubierto enteramente de mármol. El techo abovedado tiene pequeñas aberturas que dejan pasar la luz del sol y se pueden ver las líneas que forman los rayos solares en el vapor. En el centro se levanta a medio metro del suelo una superficie llamada gobetaksi, el lugar para relajarse. Ahí sentado espero al tellak, la persona encargada de los masajes y de ayudar con el baño a los clientes. Sí, masajes, baño y tratamiento de exfoliación de la piel es lo que se estila en este lugar. Sin trato gentil a uno se lo refriega una y otra vez como si se estuviese lijando una superficie, para después activar la circulación sanguínea con pequeños golpes en el cuerpo con la palma de la mano. Una vez terminado, me dejo caer en un estado de somnolencia.

Una vez cambiado y en la calle, al pasar ante una tienda de espejos veo mi cara rozagante y brillante reflejada en uno de ellos. Nunca me sentí tan limpio en mi vida.

El autor conduce el programa Resto del mundo, de El Trece

Para leer la nota completa: 

http://www.lanacion.com.ar/1743888-los-banos-de-estambul-el-hammam-es-el-lugar-de-encuentro-reflexion-y-purificacion-de-los-turcos

 

 

Dejar comentario sobre "Conocé los baños Hammam originales de la mano de Iván de Pineda."